HOY Los Angeles: Marco Corleone trae lucha mexicana a su propio país

Marco_Corleone_31_t670x470

Marco Corleone trae lucha mexicana a su propio país

El luchador estadounidense llegó a México en 2006 sin hablar español y hoy en día participa en novelas mexicanas. Pelea este mes en Ontario en función de Lucha Libre USA

Eduard Cauich | 4/3/2013, 4:41 p.m.

Marco Corleone cuenta que cuando llegó a México en 2006 solamente sabía decir “hola” y “gracias”. El nacido en Atlanta pero crecido en Nueva York no se imaginó que además de revivir su carrera en la lucha libre iba a estar en varios programas de televisión en México, incluyendo las novelas de Televisa.

La aventura en México comenzó en 2006, después de que Corleone fue dado de baja por la promotora World Wrestling Entertainment (WWE) en Estados Unidos, junto con otros 20 luchadores. Probó suerte primero en Japón, pero no le gustó por la distancia, y decidió ir a México a trabajar con el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), compañía en la que estuvo por tres años, antes de trasladarse a la AAA.

Seis años después, Corleone es uno de los rostros más conocidos de la lucha libre mexicana y uno de los personajes de la telenovela de Univision “Porque el amor manda”.

Hoy en día, trabaja con Lucha Libre USA, la cual trae la esencia de la lucha libre mexicana a los Estados Unidos.

Corleone visitará este 14 de abril el Citizens Business Bank Park de Ontario, California. Corleone, quien vive en México, estará nuevamente promoviendo esta serie que se transmite por MTV. Ha estado colaborando con Lucha Libre USA desde 2010.

Hoy en día, cuando mira hacia el pasado, ni él mismo puede creer hasta dónde ha llegado su popularidad en un país ajeno.

“Es increíble, porque yo soy un gringo de Nueva York y nunca hablaba español”, expresa Corleone, nacido en Auburn, N.Y., hace 35 años.

“Hoy en día yo me siento mexicano y me siento extraño hasta en mi propio país”, agrega el peleador, que se conoce como Mark Jindrak en Estados Unidos durante su tiempo en la WWE.

Corleone cuenta que la adaptación a un nueva cultura al llegar a México no fue nada fácil, pues no estaba acostumbrado a la comida ni a la forma de vida.

“Al principio fue muy difícil, porque no había forma de comunicarme con la gente. Lo segundo fue porque la comida era diferente, era más picante”, señala el peleador, mientras bromea que la primera semana en México tuvo muchos problemas estomacales. Corleone explica que poco a poco se empezó a frustrar, hasta que tuvo que cambiar de mentalidad.

“Me di cuenta de que estaba viviendo en un país diferente, así que era mi obligación acostumbrarme a México. Yo siempre estaba pensando: ‘Así no es en EE.UU., ahí es diferente’. Pero un día me dije: ‘Marco, tú estás viviendo en México, hay diferente cultura, diferente comida, diferente idioma, así que o aprendes la cultura y el idioma o te regresas a tu país’”, indica.

“Fue entonces que decidí que quería quedarme en México; decidí que tenía que aprender español, que tenía que aprender una nueva cultura, sus días festivos. Al principio fue difícil, pero decidí disfrutarlo”, dice el luchador.

Tras tener éxito en la arena vinieron otras oportunidades en la televisión, como sketches de comedias, y fue así que tuvo participación en unos 10 capítulos de la novela “Una familia con x suerte”, de Televisa. Su papel fue bien recibido, y fue así que llegó la invitación a estar en “Porque el amor manda”. En esa novela, tiene un papel de villano reconocido por su frase: “Te voy a hacer picadillo”.

“Ahora, cada vez que la gente me ve en la calle, me dice: ‘Picadillo, picadillo’”, sonríe el neoyorquino. Corleone comenta con HOY que en EE.UU. trató de combinar el deporte con la actuación, pero no tuvo muchas oportunidades. Sin embargo, cuenta que las clases que tomó en este país le ayudaron a interpretar sus papeles en las novelas en México.

“Yo le pongo el mismo nivel de determinación y disciplina a los entrenamientos de lucha libre y a la actuación”, asevera el luchador.

Corleone explica a HOY que, como atleta, disfruta más el deporte en México, porque la gente es más apasionada.

“Yo lucho mucho en la Arena México. Es como el Madison Square Garden de México. Yo lucho ahí cada viernes y es increíble cómo los aficionados de México aman la lucha libre. En México, si tú me estás dando los deportes más populares en orden, están el futbol, la lucha libre y luego el boxeo”, expresa.

Corleone dice que aunque lleguen 10,000 aficionados a una función de WWE, nada se compara con el ruido de la gente en la Arena México, incluso con menos aficionados. “Creo que es por la cultura. Antes tenían a El Santo y a Blue Demon, las leyendas del pasado, como Mil Máscaras. Los aficionados siempre tienen mucha energía”, indica.

Marco contra el ‘bullying’

Corleone ha publicado un libro en español en México, llamado “Marco Corleone: las primeras peleas de mi vida”, que toca temas de ‘bullying’ en las escuelas y sus problemas de infancia.

“Aquí en México el tema del ‘bullying’ es muy fuerte. Siempre quise escribir un libro sobre eso; fue un sueño mío porque quería ayudar a los niños. Fui víctima y sé que nadie está libre del ‘bullying’. En las redes sociales ahora es tan fácil abusar verbalmente de otra persona”, asevera.

“Cuando era niño estaba muy alto y flaco, los niños me empujaban y se burlaban de mí. Pero aprendí que tienes que usar lo negativo y hacerlo positivo. Ya de grande me di cuenta de que o me quedaba con ese recuerdo o hacía algo para ayudar a los niños, y por eso publiqué el libro”, dice el luchador, quien habla de algunos de los consejos que da en su libro.

“Si eres víctima de ‘bullying’ se lo tienes que decir a alguien. Si no estás cómodo hablando con tu mamá, tu papá o tu hermano, habla con un amigo o un tío. Muchas veces, las personas que han sido víctimas del ‘bullying’ lo han sido por años, y uno nunca sabe hasta que explotan. Por eso tienes las matanzas en EE.UU. Todas las matanzas, si tengo que adivinar, tienen raíces en el ‘bullying’ en la infancia”.

Tiene un título universitario en mercadotecnia y posee en la lucha libre el récord de salto vertical con 400 pies de altura. Actualmente vive en la Ciudad de México con su novia mexicana.

 

 

Comments are closed.